PEX: La necesidad de tener representación

Spread the love

Renzo Canzio Murias1Doctorando en Ciencias Políticas – Universidad Complutense de Madrid – España. Correo: rcanziom@gmail.com

La propuesta, el debate y la aprobación de la ley

El pasado 22 de julio, el presidente de la República, Martín Vizcarra, promulgó tres reformas políticas, entre las que se encontraba la aprobación de la creación del distrito electoral de peruanos en el exterior (PEX); acción que modifica directamente la Ley Orgánica de Elecciones y que permitirá, a cerca de un millón de peruanos y peruanas residentes en el extranjero que participan en los distintos comicios electorales que se organizan en el país, tener una representación política directa (El Peruanoa, 2020). Sin embargo, si bien pareciera que esta es una victoria política para los PEX, quienes obtendrían una representación política real en el parlamento, y con esto, un avance sustantivo en nuestro sistema democrático, este debate aún no está cerrado.

Los dos escaños asignados a los PEX, no corresponden ni proporcional, ni cuantitativamente, con el número total de inscritos e inscritas en el padrón electoral. Actualmente, se calcula que, para las próximas elecciones presidenciales de abril del 2021, estarán habilitados para votar, 25’ 409, 970 electores, de los cuales, 993,842 se encuentran residiendo fuera del país (El Peruanob, 2020). Estos 25 millones y medio de peruanos y peruanas, se encuentran distribuidos en 27 distritos electorales (los 26 distritos electorales ya existentes y el nuevo distrito electoral de PEX), que se ven representados por 130 parlamentarios y parlamentarias dentro del Congreso de la República. Asimismo, la distribución del número de escaños que le corresponde a cada distrito, se realiza de acuerdo al número de electores existentes en cada uno de los mismos. En ese sentido, si consideramos que los PEX representan prácticamente un millón de electores del total del padrón electoral, le correspondería obtener una representación equivalente a la de distritos como Cusco o Lambayeque, quienes poseen cinco escaños, debido a sus millón y 950 mil electores, respectivamente (Andina, 2019). Los PEX al tener cerca de un millón de electores, en principio, deberían obtener la misma cantidad de escaños.

Un traje de talla S, para un cuerpo de talla M

La propuesta inicial de crear un distrito electoral para los PEX, de cuatro escaños, sobre el sustento de expertos y especialistas en materia electoral, que significaba un paso hacia adelante en la construcción y consolidación de nuestra democracia, fue acogida en el parlamento por la Comisión de Constitución del Congreso de la República, presidida por el parlamentario Omar Chehade, que iniciando el debate interno, parte de la propuesta de crear el distrito electoral de PEX, designándole cuatro escaños y aumentando el número total de parlamentarios de 130 a 134. Sin embargo, esta propuesta no sería respaldada por la mayoría de congresistas miembros de la Comisión. Al final, el punto de acuerdo de los distintos congresistas, fue el restar dos escaños al distrito electoral de Lima Metropolitana y Representantes del Extranjero, pasando de 36 a 34 escaños, otorgándole esos dos escaños a los PEX, manteniéndose de esa manera, el total de 130 congresistas que define la Constitución Política del Perú (Hidalgo, 2020).

Esta salida controversial requiere una seria reflexión al respecto. Primero, como ya se había señalado, los dos escaños asignados a los PEX, no corresponden al número proporcional de electores de este nuevo distrito electoral. Lo dejó bastante claro Fernando Tuesta, en una entrevista para el diario Perú 21, donde señaló que: “Los representantes lo son en proporción al número de electores que hay en cada circunscripción. En realidad, a los peruanos en el extranjero les corresponde al menos cuatro” (Sánchez, 2020). Igualmente, hizo referencia al hecho de que la Constitución, al fijar un número determinado de escaños, dificulta la evolución de la representación política y la expansión de nuestra democracia; normalmente, el número de escaños del parlamento y su distribución, se van modificando según como se va modificando el padrón electoral (Sánchez, 2020). Es decir, sin ese cambio significativo en la Constitución, se debe estar constantemente redistribuyendo la representación política sobre los 130 escaños existentes. Aquí surge otro punto a debatir: desde Lima y desde las columnas periodísticas de distintos medios masivos, se ha articulado el relato que Lima Metropolitana, con la creación de este nuevo distrito electoral, ha perdido dos escaños, cuando de por sí, el distrito electoral al que pertenecía Lima Metropolitana, se llama “Lima Metropolitana y Representantes del Extranjero”. Al dividir estos distritos electorales, dentro del marco de la Constitución, lo correcto era realizar una división proporcional y no arbitraria como se ha realizado. Como resultado, hoy se tiene una Lima Metropolitana con 34 escaños sobrerrepresentada y unos PEX con dos escaños infrarrepresentados.

Igualmente, desde otros ángulos de análisis, algunos juristas ven un problema en la creación de este distrito electoral. Entre sus argumentos más destacados, resaltan los siguientes: (1) mientras los candidatos y candidatas de los 26 distritos electorales se encuentran concentrados en un mismo espacio territorial, los PEX, al encontrarse dispersos entre los cinco continentes y no en un mismo espacio, hace que los candidatos y candidatas que residan en países con porcentajes altos de electores, como: EEUU (304, 727), España (145, 645) o Argentina (141, 586), tengan ventaja sobre aquellos y aquellas que se encuentren residiendo en países con menores números de electores, como: Uruguay (1, 407), Austria (841) o Gran Bretaña (834). (2) Los costos que los candidatos y candidatas de los PEX, tendrían que asumir al momento de realizar sus campañas electorales; ya que, para poder llegar a la mayoría de posibles electores, estos deberán invertir fuertes sumas de dinero para desplazarse personalmente a los distintos países, durante el desarrollo de la campaña. (3) Problemas identitarios; por ejemplo, no necesariamente los PEX residentes en América del Sur, van a sentirse identificados con aquellos y aquellas que residan en Asia o Europa, dificultando la concepción identitaria de los PEX como un conjunto. Y (4) los altos costos que podrían generar los y las representantes de los PEX al Estado; en materia de instalación en el País por el periodo legislativo y los distintos traslados que deberían de realizar a distintas partes del mundo en sus semanas de representación parlamentaria (Wieland, 2020).

Evidentemente, estos argumentos e interrogantes, al plantearse desde Lima, son las conclusiones de una comprensión muy limitada y desconectada completamente de la dinámica actual que mueve al planeta, cuya columna vertebral está basada en la interconectividad digital global e integración total de todas las sociedades, lo que permite el desarrollo de todas las actividades económicas, sociales y políticas, alrededor del mundo. Asimismo, denota una miopía analítica para resolver o dar respuesta a sus propias preguntas e interrogantes, que, para poder hacerlo, se necesita estar fuera del país para comprenderlas en su totalidad y dar solución y alternativas a la complejidad representativa y parlamentaria de nuestro país. Por ejemplo: se plantea un problema con respecto a las desigualdades que puedan existir para los futuros candidatos y candidatas de los PEX al Congreso, en las proporciones de los electores distribuidos a lo largo de los cinco continentes, ignorando completamente que, independientemente de esta característica particular de diseminación geográfica del electorado peruano en el mundo, la representación política de los PEX ya era precaria, al tener que elegir entre representantes de un distrito electoral que poco o nada han resuelto desde la instauración de la Constitución Política de 1993 y el retorno a la democracia en el 2001, por los tres millones de peruanos y peruanas que residen fuera del país. Sobre esta adversidad, evidentemente, aquellos candidatos y candidatas que postulen al parlamento desde países con menores números de electores tendrán que hacer mayores esfuerzos, que no distan de los esfuerzos que ya tienen que hacer los candidatos y candidatas dentro de nuestro propio país. En nuestra democracia, lamentablemente nadie compite en igualdad de condiciones. Igualmente, se plantea un problema con respecto a los costos que los candidatos y candidatas tendrían que asumir en el desarrollo de la campaña electoral, como también, los que se generarían al Estado peruano, en materia de instalación y movilidad para ejercer las tareas representativas; dejando de lado que los PEX al ser conscientes de su situación política anómala, afrontarían las campañas priorizando el uso de las redes sociales y las comunicaciones, a las que destinarían el grueso de sus fondos de campaña. Con respecto a los gastos de instalación y de movilidad de los representantes, resulta irrisorio creer que dos congresistas, vayan a generar un “desbalance” importante en las arcas del Estado, cuando precisamente son los PEX quienes, en el año 2019, contribuyeron en remesas procedentes del extranjero, un total de 3 mil 326 millones de dólares a la economía nacional, representando el 1.4% de nuestro Producto Bruto Interno (PBI) (Gestión, 2020). Por último, se hace referencia a la falta de identidad colectiva de los PEX entre unos y otros, donde lo único que se comparte es el simple hecho de vivir fuera del país. Una vez más, el análisis queda corto e impreciso, ya que, por el contrario, todos y todas los PEX se sienten parte de un gran colectivo que por distintos motivos se vieron obligados a dejar el país en la búsqueda de un futuro mejor, pero que bajo ninguna circunstancia significa el haberse desconectado social, política o económicamente de él.

Transnacionalismo y representación especial

Para poder comprender de una mejor manera el porqué es necesario y legítimo la creación del distrito electoral de PEX, resulta importante traer a la discusión algunas definiciones. Una de estas es la de transnacionalismo, que se utiliza para nombrar a los procesos de interconexión que han transformado la manera de comprender el mundo, desde una perspectiva política, económica y social, donde un concepto como el de Estado-Nación, no se limita a estar ligado estrictamente a un territorio, ante la posibilidad de expandirse más allá de las fronteras; el transnacionalismo se distancia del concepto de la geografía política clásica. Igualmente, reconoce a los y las migrantes como agentes sociales dentro del sistema internacional, donde el migrante es percibido como una pieza clave en la construcción de los Estados-Nación contemporáneos, llegando a influir en las instituciones políticas, económicas y sociales de su país de origen. En ese sentido, los ciudadanos no-residentes pueden encontrarse en cualquier parte del mundo, pero seguir participando activamente en el país que dejaron físicamente (Umpierrez De Reguero, Dandoy & Palma, 2017).

Debido al constante movimiento de un mundo globalizado, la deslocalización de los procesos productivos; el surgimiento de economías multipolares; el desarrollo tecnológico de las telecomunicaciones digitales; y la interconectividad planetaria de todas las actividades humanas, nos permite comprobar que la concepción tradicional del ciudadano, ya no se ajusta a la realidad que se generó por la movilización humana desde inicios de 1990. Así, surgen nuevas nociones como las de ciudadanía transnacional o extraterritorial, que se relacionan con la comunidad económica, política, social y cultural, en las que actúan y en donde los y las migrantes pasan a participar en dos espacios sociales: en sus países de origen y en la sociedad que los ha acogido. De esta manera, se desarrollan políticas de vinculación, como: (1) reformas ministeriales o consulares; (2) políticas de inversión; (3) canalización de remesas; y (4) la extensión de los servicios del Estado y protección. De estas prácticas políticas es que surge la necesidad de tener una representación política, como resultado de las distintas demandas que puedan tener los y las migrantes en un mundo globalizado, donde las barreras geográficas ya no son una limitante para que puedan tener voz y voto en la toma de decisiones de sus países de origen (Umpierrez et al, 2017).

Bajo estos criterios, para poder decir que existe una verdadera representatividad, no solamente se trata de construir el nexo entre políticos y ciudadanos a través de las elecciones, sino, también se necesita que los políticos sean responsables con sus electores, en sus decisiones y acciones. En ese sentido, resulta inexacto asumir que el distrito electoral de Lima Metropolitana, represente sustantivamente al electorado que vive en el extranjero. Los PEX han venido votando a los y las candidatos de Lima Metropolitana sin tener un mínimo grado de representatividad dentro de sus 36 congresistas (Castillo, 2016).

Aquí es donde surge el concepto de representación especial, que se refiere a la representación que ejerce el representante en el parlamento, quien comparte determinadas características con el representando, que, al tratarse de los PEX, estos comparten similares historias de vida. Esta relación es la que juega un rol influyente en la percepción que pueda hacerse el votante con respecto de su representante (Umpierrez et al, 2017). La representación especial “produce una extensión de derechos que se ve reflejada en la voluntad del país de origen por la idea deontológica de mantener el vínculo con sus emigrantes. Es así como se abre la posibilidad de que los emigrantes puedan elegir representantes en el poder legislativo del país de origen” (Umpierrez et al, 2017: 182).

Bajo estos criterios teóricos es que se puede justificar la creación del distrito electoral de PEX, que permitirá que estos ya no solamente elijan, sino ser elegidos y disponer de congresistas que ejerzan una función de representación exclusiva hacia ellos. Actualmente, países como: Argelia, Cabo Verde, Colombia, Croacia, Ecuador, Francia, Italia, Macedonia, Mozambique, Níger, Portugal, República Dominicana, Rumania y Túnez, tienen sistemas de representación especial para sus emigrantes, a los que se suma Perú, no solamente ingresando al grupo de estos países, sino, confirmando la tendencia de crecimiento hacia estas nuevas formas de representación política (Umpierrez et al, 2017).

Conclusiones

La creación del distrito electoral de PEX, junto con la asignación de dos escaños dentro del Congreso de la República, significa un pequeño avance en la expansión de nuestra democracia. Sin embargo, todavía los PEX se encuentran infrarrepresentados, ya que, de acuerdo al número de electores del padrón electoral, les correspondería de manera proporcional, un total de cinco escaños, lo que debe impulsar a estos dos nuevos congresistas, que asumirán funciones de representación a favor de los PEX a partir del próximo año, velar porque se consiga una representación equivalente a la proporción del padrón electoral.

La creación del nuevo distrito electoral de PEX, ha develado la necesidad de retirar de la Constitución Política el número fijo de escaños que debe haber en el congreso, debido a que el número de escaños varía de acuerdo al padrón electoral. Retirando el número fijo de escaños, se podría realizar una actualización de los 27 distritos electorales y ver si es que las cifras de electores de cada distrito, todavía corresponden proporcionalmente al número de representantes que tienen asignados en el parlamento; como también, podría ser una oportunidad para continuar expandiendo y consolidando la democracia, al incluir como un nuevo distrito electoral a los pueblos originarios.

Las definiciones de transnacionalismo y representación especial, permiten establecer un marco teórico que legitima la creación del nuevo distrito electoral de PEX, sintonizado con el mundo globalizado en el que vivimos, sirviendo como una respuesta consolidada y articulada ante aquellos que pretenden deslegitimarla o presentarla como parte de una iniciativa improvisada o sin fundamentos teóricos, alejándola de su carácter vanguardista y democratizador.

La creación del distrito electoral de PEX, al ser parte de un proceso nuevo que se viene desarrollando a la par en otros países más a nivel mundial, está sujeta a un proceso de aprendizaje constante, basado en la prueba y el error, pero que al final, busca fortalecer y expandir nuestra democracia.


Bibliografía:

  1. Andina (6 de noviembre, 2019). Elecciones 2020: ciudadanos habilitados para votar son 24’804,140. Andina. Recuperado de https://andina.pe/agencia/noticia-elecciones-2020-ciudadanos-habilitados-para-votar-son-24-804140-772193.aspx.
  2. Castillo Kristel (2016). Los peruanos migrantes y la reforma política en el Perú. Revista Derecho & Sociedad, N°47, pp. 349-360. Recuperado de http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/derechoysociedad/article/viewFile/18897/19115.
  3. El Peruanoa (22 de julio, 2020). Presidente promulga reformas en elección de TC, paridad y distrito electoral en el exterior. El Peruano. Recuperado de http://www.elperuano.pe/noticia-presidente-promulga-reformas-eleccion-tc-paridad-y-distrito-electoral-el-exterior-99994.aspx.
  4. El Peruanob (03 de mayo, 2020). Elecciones generales: Más de 25 millones votarían en comicios del 2021. El Peruano. Recuperado de https://www.elperuano.pe/noticia-elecciones-generales-mas-25-millones-votarian-comicios-del-2021-95331.aspx.
  5. Gestión (27 de febrero, 2020). Remesas sumaron US$ 3,326 millones: ¿Qué envíos subieron y cayeron en el último año?. Gestión. Recuperado de https://gestion.pe/economia/remesas-sumaron-us-3326-millones-que-envios-subieron-y-cayeron-en-el-ultimo-ano-bcr-venezuela-envios-de-dinero-noticia/#:~:text=Las%20remesas%20de%20trabajadores%20peruanos,la%20cifra%20registrada%20en%202018.
  6. Hidalgo, M., (16 de junio, 2020). Reforma electoral: Aprueban nueva propuesta para crear dos escaños para peruanos en el exterior. El Comercio. Recuperado de https://elcomercio.pe/politica/congreso/reforma-electoral-aprueban-nueva-propuesta-para-crear-dos-escanos-para-peruanos-en-el-exterior-noticia/?ref=ecr.
  7. Jordán, C., (30 de julio, 2020). Representación parlamentaria de los peruanos en el extranjero. La República. Recuperado de https://larepublica.pe/opinion/2020/07/30/representacion-parlamentaria-de-los-peruanos-en-el-extranjero/.
  8. Sánchez, F., (17 de junio, 2020). Fernando Tuesta: “A los peruanos en el extranjero les corresponde cuatro escaños”. Perú 21. Recuperado de https://peru21.pe/politica/elecciones-2021-fernando-tuesta-a-los-peruanos-en-el-extranjero-les-corresponden-cuatro-escanos-congreso-de-la-republica-noticia/?ref=p21r.
  9. Umpierrez De Reguero, S., Dandoy, R. & Palma, T., (2017). Emigración y representación especial: Evidencia de los ecuatorianos residentes en el exterior. Revista Interdisciplinar da Mobilidade Humana, N°50, pp. 177-201. Recuperado de https://www.comillas.edu/images/OBIMID/Noticias/ECUATORIANOSen_el_exterior.pdf.
  10. Wieland, H., (07 de julio, 2020). La peregrina idea de crear un distrito electoral para peruanos residentes en el extranjero. LaMula.pe. Recuperado de https://plumainquieta.lamula.pe/2020/07/07/la-peregrina-idea-de-crear-un-distrito-electoral-para-peruanos-residentes-en-el-extranjero/hubert/.

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *