Seamos realistas creamos lo imposible un congreso de «todas…

Spread the love

Seamos realistas creamos lo imposible un congreso de “todas las sangres”

Natalí Durand Guevara*

Al inmenso pueblo de los señores hemos llegado y lo estamos removiendo. Con nuestro corazón lo alcanzamos, lo penetramos; con nuestro regocijo no extinguido, con la relampagueante alegría del hombre sufriente que tiene el poder de todos los cielos, con nuestros himnos antiguos y nuevos, lo estamos envolviendo. Hemos de lavar algo las culpas por siglos sedimentadas en esta cabeza corrompida de los falsos wiraqochas, con lágrimas, amor o fuego. ¡Con lo que sea! Somos miles de millares, aquí, ahora. Estamos juntos; nos hemos congregado pueblo por pueblo, nombre por nombre, y estamos apretando a esta inmensa ciudad que nos odiaba, que nos despreciaba como a excremento de caballos.
(José María Arguedas, “A nuestro padre Túpac Amaru)

Carlos Iván Degregori solía decirnos que en un país realmente intercultural el Congreso de la República tendría que ser la expresión de “Todas las sangres” donde el criterio de elección no fuera tener más dinero o ser más leído, sino la representación del Perú en su diversidad, donde los afros, amazónicos, andinos, gays, lesbianas, transexuales, etc, pudieran encontrarse y todos tener la misma posibilidad de tener voz.

En estas elecciones congresales extraordinarias, diversas voces representativas de nuestro país tuvieron una importante participación, como Isabel Cortez representante de los trabajadores de limpieza pública, Wiñay Panqara lideresa puneña del partido Democracia Directa, Teddy Sinacay líder asháninka del partido Vamos Perú entre otros. Pero entre todas las candidaturas llamó  particularmente la atención, la candidata Nº 8 de Juntos por el Perú (JP), Gahela Cari,  que se reconocía como la primera candidata “Trans-indígena”.

Una Trans indígena en el congreso

Gahela Cari Contreras, mujer trans indígena, de madre ayacuchana y padre puneño,  llegó con su familia desde Ayacucho hacia la sierra de Ica a fines de los ’90, producto del desplazamiento forzado ocasionado por el conflicto armado interno (CAI), en el cual muchos peruanos y peruanas estuvieron en un fuego cruzado huyendo tanto de los abusos de Sendero Luminoso como de los denominados “excesos” del ejército.

La figura de Gahela nos interpela en muchos sentidos, nos invita a pensar al Perú en sus múltiples dimensiones, poniéndonos frente a diversos debates propios de nuestra realidad nacional. Por ejemplo, nos lleva a discutir sobre el género binario, sobre quiénes pueden o  no ser feministas, lo que significa ser o no indígena, o qué significa ser de izquierda. Todo esto en un contexto donde los discursos de xenofobia, racismo y odio hacia la comunidad LGTBIQ+ se hacen más evidentes, logrando incluso llevar sus posturas al Congreso peruano a través de partidos como el Frente Popular Agrícola del Perú (FREPAP) o Unión por el Perú, ambas agrupaciones políticas han conseguido una importante representación en estas elecciones sobre todo en los sectores populares tanto urbanos como rurales. 

            En el caso del FREPAP, no es un movimiento nuevoya ha buscado tentar la presidencia de la mano de su líder y mesías el fallecido Ezequiel Ataucusi en tres periodos (1990, 1995, 2000). Esta agrupación se definió como un partido teocrático, nacionalista tahuantinsuyano, revolucionario, agrícola; no se adscribe a ninguna ideología política y el líder religioso es el líder político con carácter vitalicio. En recientes declaraciones, el postulante al congreso Wilmer Cayhualla afirmó sobre la comunidad LGTBI+ “llevan el mal enquistado en la sangre” “Nosotros como peruanos no compartimos con su manera de vivir, porque está enquistado en su corazón y su sangre el mal, pero van a tener una oportunidad de conocer el decálogo universal de los mandamientos y mediante eso va a entrar a la moralización y, más adelante, serán hombres de bien”, dijo en conferencia de prensa.

            Por otro lado, se cuenta el partido Unión por el Perú (UPP), liderado actualmente por Antauro Humala, aún preso a causa de su responsabilidad en el levantamiento militar denominado “Andahuaylazo” que tuvo lugar el 1 de enero del 2005 con el objetivo de derrocar al ex presidente Alejandro Toledo. Esta agrupación se caracteriza por sus constantes amenazas de fusilamientos a empresarios, políticos corruptos y al movimiento LGTBIQ+ así como también por promover la xenofobia contra los migrantes en especial contra la reciente migración venezolana.

            Ambos partidos son expresiones de este país que Arguedas denomina de “Todas las Sangres”, donde la figura del Tahuantinsuyo vuelve a la palestra, pero realzando un discurso que genera más divisiones que encuentros, donde lo religioso y lo militar se mezclan, los discursos de odio calan y encuentran eco, generando desconcierto respecto a qué interpretaciones del pasado y que discursos de identidad se vienen promoviendo.

Sin embargo, otros discursos construidos desde el amor y la igualdad han logrado también tener importante resonancia y nos enseñan otra forma de hacer y pensar la política. Es el caso de Gahela quien debió leer en sus redes sociales constantemente comentarios de odio irreproducibles por su nivel de violencia,  sufrir en las calles los ataques, desplantes e insultos, así como los reproches de quienes afirmaban que no era indígena porque porque los descendientes de los incas “no son maricones”, o que su único mérito era ser marica sin conocer siquiera su recorrido personal, profesional o político.

            Frente a estas críticas, Gahela no se amedrentó y defendió su identidad étnica, sexual y de género. En un país donde las personas prefieren reconocerse como mestizos y negar su identidad, ella insistió en reconocerse como indígena. Pero ¿qué significa ser indígena? En el Perú esta es una categoría compleja, es una construcción social dinámica e histórica, donde el derecho de reconocerse como indígena trasciende el uso del idioma, la vestimenta o el arraigo cultural por la tierra, las tradiciones y las raíces comunes, requiriendo principalmente  auto identificarse como tal y asumirlo como reivindicación identitaria.

            En cuanto a su identidad sexual  y de género, Gahela se auto identifica como trans feminista, por ello propone que además de una reforma política y económica también es necesaria una reforma de género capaz de superar la problemática que atravesamos las mujeres, la diversidad sexual, la niñez y la familia. Esta reforma es un paraguas que engloba una serie de iniciativas legislativas de corto, mediano y largo alcance como la Ley integral trans  o la despenalización del aborto en todas sus causales. Se trata de demandas que pese a no ser bien vistas por un sector importante de la población, pero sobre las simpatías que se pueda lograr tienen que ser defendidas. Además, como mujer trans víctima de discriminación propone la ley de identidad de género, que incluye un protocolo electoral para personas trans para que cuando ejerzan el voto no sean expuestas a discriminación; estas demandas fueron presentadas por la bancada del Nuevo Perú en la legislación anterior.

Las demandas que tomó como bandera hicieron que en estas elecciones diversos grupos LGTBIQ+ la apoyaran y apostaran por su candidatura teniendo más de 22 000 votantes, encarnando las voces de los subalternos que aún no tienen representantes reales en el congreso y por ende sus demandas no han sido priorizadas.

            Es necesario que en el parlamento se encuentren representados todos los pueblos que conforman el Perú, todas las diversidades, pero sobre todo es necesario que logremos ver más allá del odio, de los discursos cargados de racismo, xenofobia y homofobia, sino discursos que nazcan desde el amor y que nos ayuden a completar ese gran reto de la Reconciliación nacional, que no pase por un indulto a los ex presidentes sentenciados por corrupción y crímenes de lesa humanidad sino porque todas las voces de los otros sean escuchadas y tomadas en cuenta.

* Doctoranta en Antropología Social por la Universidad Iberoamericana – IBERO, Ciudad de México

Referencias Bibliográficas:

Aguirre, Héctor (2020) Primera mujer trans e indígena se presenta al Congreso peruano, https://elclosetlgbt.com/noticias/primera-mujer-trans-e-indigena-se-presenta-al-congreso-peruano/?fbclid=IwAR2pYnYD_ICFphvO5bB-0VqwFR2uYiGn6Q0q7nAZGKvAfwI_HnY92OPk2SE

Clarin, (2020) Perú: Gahela Cari, la primera candidata transgénero e indígena que busca llegar al Congreso https://www.clarin.com/mundo/peru-gahela-cari-primera-candidata-transgenero-indigena-busca-llegar-congreso_0_4GpWo4Ym.html

El Grito del Sur (2019) Gahela: la primera candidata trans indígena de Perú, http://elgritodelsur.com.ar/2019/12/gahela-la-primera-candidata-trans-indigena-peru.html Raez Suarez, Carlos Ernesto (2016) Tesis para optar por el grado de Licenciado, Liderazgos y legitimación: la organización y la congregación israelitas (2001-2014) Lima: UNMSM


Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *