¿Elecciones intrascendentes?

Spread the love

Augusto Malpartida León

Algunos dirigentes políticos que no participan directamente del proceso electoral han señalado que estas elecciones congresales son intrascendentes, de alguna forma servirían solo para completar el período congresal que se interrumpió con el cierre del Congreso y dado el poco tiempo que funcionará este Congreso su gestión podría ser irrelevante.

La mafia intenta jugar al voto viciado para aumentar sus posibilidades de pasar la valla, y en simultáneo exige debatir propuestas puntuales.

En los dos casos, se intenta olvidar el origen de estas elecciones, una enorme crisis política que llevó a la caída de Kuczynski, el apresamiento preventivo de la principal líder del fujimorismo, el suicidio de García, la prisión preliminar para Susana Villarán, Ollanta Humala y Nadine Heredia, el proceso de extradición de Toledo, 80% de la ciudadanía votando contra la mafia y finalmente el cierre del Congreso, con una mafia arrinconada y perdiendo su principal espacio político. Jueces corruptos descubiertos en sus andanzas y como nunca, el gremio empresarial más representativo, la CONFIEP, evidenciado en sus contrataciones dolosas con el Estado y abriendo su propia crisis interna.

Por eso se producen estas elecciones, no se realizan sobre aguas tranquilas para cumplir un cronograma electoral, no es la exposición de propuestas y que gane la mejor. Es la continuidad de un proceso duro de confrontación entre la mafia que manejó el país durante decenas de años y los que lucharon para derrotarla.

Y la mafia aún está viva, muy golpeada pero viva, y estas elecciones son el espacio para su derrota si no nos prestamos a su juego, la única propuesta a debatir con ellos es la forma en que se van a ir a la cárcel a pagar por todo el daño que le hicieron al país, mientras este nuevo congreso debate como lograr reformas profundas que permitan que no se repita la historia y que una nueva mafia, con poder político y económico, se apropie del país.


Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *