Uncategorized

La sonoridad poética de Enrique Verástegui. Una aproximación

(Lima-Perú, 24.04.1950 – 27.07. 2018)

Carolina O. Fernández

Una tarde de noviembre llegamos a una hermosa casa en Cañete, con mi gran amigo el poeta Miguel Ildefonso. Con una sonrisa afable y muy contento nos recibió el poeta mayor Enrique Verástegui, nos abrió su corazón, su bella biblioteca de más de 10, 000 libros. Desde entonces estrechamos una gran amistad  y renové mi admiración y aprecio que se había iniciado un año antes con la lectura de Angelus Novus y  En los extramuros del mundo.Enrique Verástegui desde pequeño fue un gran lector, devoró todo lo que halló en su biblioteca, la literatura en primer lugar, pero también los textos de filosofía, historia,  matemática y economía política. Estudió economía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, mas su no ser habló siempre poesía. Junto a Jorge Pimentel y Juan Ramírez Ruiz integró el movimiento Hora Zero.  Amaba la música clásica y también los acordes de Santana, Adamo, Dylan, The Beatles.

Su vasta obra comienza en 1971, cuando se publica por primera vez  En los extramuros del mundo, luego Angelus novus I (1989) Angelus novus II (1990), Monte de goce (1991), Taki onqoy (1993), Albus (1995) Teorema de YUBodegón, Poemas recuperados (2017)Splendor (2013), entre muchos más.

Recuerdo que el 2013, me mostró emocionado el primer ejemplar de Splendor: epistemología y épica de la complejidad, obra monumental que le acababan de enviar  de México gracias al esfuerzo del escritor mexicano Yaxkin Melchy y a editoriales cartoneras.

La poesía de Verástegui posee un pluriverso propio, una estructura interna compleja cuyos elementos se interrelacionan y estas con la sonoridad del mundo y el lenguaje. Poesía sonora, Verástegui cantaba sus creaciones.

En una primera y preliminar aproximación a su obra, podemos dividirla en dos partes, una  en la que su poética  se nutre de la tradición europea, en particular la francesa, se siente la energía de Saint-John Perce y al mismo tiempo se conjuga la espiritualidad  del soul, el gospel, el blues; su poética  se siente como un canto de búsqueda y religiosidad amatoria dichos y escritos con la energía y fuerza de las comunidades afroamericanas pero poetizado desde el corazón de Cañete, viajando por el mundo, desde la sensualidad de <<a  la molina no voy más>>, que se convierte en  una especie de río /panalivio desbordante:

y tú junto a mí convertida en mi aliento escuchándote
aprendiendo de ti a la Molina no voy másesa canción negra
arde en mi pecho, me aplasta, levanta, avienta a decir no
contra todo.
Cada uno recuerda su primera caída.
Cada uno recuerda paso por paso los pasos que fue dando y
los que no dio porque en uno mismo está el propio enemigo.
Y yo me levanto para luchar contra mí —y me tengo miedo.
Lo perfecto consiste en desabotonarnos el torso mientras
vamos salvajemente penetrando en esta selva de arenas
movedizas
y tu vida o mi vida no ruedan como esas naranjas plásticas
que eludimos porque tú y yo somos carne
y nada más que un fuego incendiando este verano.

Y al mismo tiempo el cuestionamiento a la civilización de la barbarie, la alienación del trabajo,  la migración, la violencia estructural que desata los impulsos más destructivos. Su lenguaje encarna una atmósfera emocional e histórica marcada por los procesos migratorios, la supervivencia cotidiana en las calles , en una ciudad devorada por las carencias,  la mecanización, el cemento, en un país dolorosa e históricamente herido:

ahora ya puedo decir que tus palabras huelen a manzano y
los manzanos son gente sencilla que ignora el uso de la
palabra gente que ignora el mal uso de la palabra
ahora sé que nada se perdió
y aprendí que el verso más claro está garabateado sobre la
pared de los baños
y voy recitándolo con voz sonora en medio de la calle
mientras me alejo y llevo a Lezama prendido como un laurel
sobre el ojal de mi camisa
yo no quiero brillar con esa intensidad de aviso Phillips
yo tengo un brillo en las pupilas
tan claro como el verso más claro que ahora voy gritando por
estas páginas sórdidas
*****(De: Primer encuentro con Lezama)

Su apuesta fue por Eros, por la erotización de la vida, pero no por influencia  de la lectura de Marcuse, de quien ciertamente leyó Eros y la civilización El hombre unidmencional, porque era un lector voraz y multidisciplinario, si no a partir de su propia experiencia vital y cultural  en un contexto de violencia que acorrala la existencia sobre todo de la mayoría de la población afroindolatinoamericana. Es esto lo que lo acerca a los filósofos de la Escuela de Frankfort que vivieron y combatieron la civilización de la barbarie en la búsqueda de un lenguaje y una vida distintas.

IX
Una gota de rocío es un océano para la Encarnación
Divina,
El Dios-hombre morando entre flores,
donde la Pakarina trae serenidad
y el mundo que conociste no será el mundo que verás.

Ante la crisis y corrupción del lenguaje político, económico y estético, en una segunda parte de su obra se aprecia  la búsqueda creativa de un decir nuevo, un sujeto social distinto, un <<no ser>>, un sujeto colectivo con una nueva ética que radica en la conjunción del bien, la belleza, el goce, el disfrute, la generosidad  que se nutre de la ética  del cuidado mutuo y la reciprocidad, tan cara en la tradición de nuestros pueblos y que en su poética se abre  a  lo mejor de la tradición occidental, de oriente, el budismo y el sentipensar de las mujeres. Recuerdo, su interés y  gran aprecio por la creación y reflexión intelectual de numerosas mujeres, vale mencionar su emotivo canto a Julia Kristeva, feminista de la diferencia, como expresión de ese reconocimiento.

La poética de Enrique Verástegui encarna la búsqueda de un lenguaje que aspira a la visión total de la existencia a través de la escritura de diversos géneros, la novela, el teatro, la crónica, el ensayo, pero todos ellos  concebidos desde la poesía.

La poesía de Enrique Verástegui impactó en los poetas de los 90, en un contexto de crisis del lenguaje político, económico, estético, de crisis de paradigmas, de conflicto armado, de muerte y genocidio, de  corrupción, entonces su propuesta no pretendió dirigir, uniformar los lenguajes. Su poética se hizo ajena a todo poder: <<Toda belleza no se corresponde al poder sino a la eternidad>>, por eso la cercanía de las juventudes.

Uncategorized

Tía María: Legitimidad inventada, negocios empresariales y autoritarismo de…

Soc. José Antonio Lapa Romero

Es una realidad confirmada que en el Perú ha mandado (y manda) la clase empresarial y han obedecido los sucesivos gobiernos. Así, al otorgar la licencia de construcción bajo el supuesto respeto del estado de derecho el gobierno de Vizcarra (y movilizar más de 600 policías ante el inminente conflicto) vuelve a imponer el interés empresarial minero por encima de la decisión democrática mayoritaria de la población del Valle de Tambo. Ello muestra, por un lado, el rostro autoritario del Estado peruano y la obediencia a los dictados de la clase empresarial, y por otro lado, la naturalización de la violencia al imponer un proyecto donde ha habido 8 ciudadanos fallecidos, cientos de heridos, cientos de denunciados y decenas de procesados, y donde es casi imposible que la empresa consiga la famosa licencia social que hasta ahora lo ha inventado. Entonces, se ha abierto un escenario de nuevo conflicto que nos recuerda nuestra aún presente historia colonial de explotación de la riqueza minera manchada de sangre y donde ha primado los intereses económicos por encima de los derechos de la población.

1. LA LEGITIMIDAD INVENTADA DE SOUTHERN A TRAVES DE ASISTENCIALISMO Y CLIENTELISMO MINERO
El 28 de setiembre del 2009 se dio una consulta ciudadana en el Valle de Tambo que dio como resultado que más del 90 % votara en contra del proyecto Tía María, que legitimaba los intereses de más de 20 mil familias que viven de agricultura [1], y que reafirmaba el consenso social de la mayoría, “nosotros teníamos que decidir, o somos mineros o somos agricultores y nosotros hemos decidido ser agricultores” [2]. 10 años después, dicha legitimidad y consenso no ha cambiado entre los sectores agrarios y la población del Valle de Tambo que sigue manteniendo en sus viviendas las banderas verdes del Agro Si, Mina No. No obstante, la empresa minera ha afirmado permanentemente, en base a encuestas hechas al gusto del cliente, que más del 50% aprueba el proyecto minero, y ha buscado construir una opinión pública favorable y una legitimidad inventada para favorecer sus intereses en base a asistencialismo y clientelismo minero que ha logrado capturar a un pequeño sector a través de su plan reencuentro posconflicto 2015 y ahora a través de Valle Unido: Empleos Temporales, Atención Médica Gratuita, Tambo Ganadero, Pinta Tu Casa, Internet gratuito, Abono para cultivos, Cosechadora de Arroz, Regalos en Navidad, Talleres, Asistencia Técnica, Donación de Herramientas Agrícolas, Pantallas Gigantes para ver los partidos de Perú, etc. Asistencialismo y clientelismo minero que indudablemente no ha construido consenso ni legitimidad en un Valle que ha sufrido y sufre la violencia permanente de la empresa con complicidad del gobierno y el Estado, y que se reafirma en una última encuesta en Arequipa que muestra que “62.2% de arequipeños encuestados rechaza la luz verde a Tía María, 34.36% está de acuerdo con la actividad minera en Tambo, mientras que 2.75% no sabe o no opina” [3]. Así, Southern ha inventado de manera permanente una licencia social y legitimidad convenientemente a sus intereses, sin embargo, en el Valle de Tambo la oposición al proyecto minero y la defensa de la agricultura continua mayoritariamente.

2. NEGOCIOS SON NEGOCIOS: SOUTHERN Y LA PRESIÓN EMPRESARIAL
La presidenta de CONFIEP ha pedido a Vizcarra dos “señales” importantes, “La primera es darle licencia al proyecto Tía María (…) y eso es para nosotros un punto importante de señal de que la inversión va a ser protegida dentro del amparo legal. Lo segundo que hemos conversado es extender el régimen laboral agrario” [4]. Que traducido en términos sencillos significa imponer el proyecto Tía María y mantener al cholo barato y desprotegido en el sector de la agroexportación. Estas declaraciones muestran el consenso empresarial y el poder económico y político que está detrás del respaldo de la licencia de Southern: CONFIEP, SNMPE, y en Arequipa la Cámara de Comercio. Además, de todo el Lobby y la millonaria campaña mediática desplegada por Southern.

Southern tiene más de US$ 700 millones invertidos en el proyecto Tía maría –US$361.5 millones hasta el 2015 [5]– que indudablemente hace que la razón del dinero tenga un peso fundamental en la insistencia en el proyecto dado el efecto financiero que tendría sobre la empresa y sus acciones la no concreción de su inversión. A dicha razón de dinero Southern agregó más dinero que le dio más “razones” y mayor peso político a su presión para obtener la licencia al decirle al gobierno que el proyecto Tía María “viabilizará el desarrollo de cuatro proyectos mineros por un valor de US$8,000 millones, Tía María por un valor de US$ 1,400 millones. Los Chancas (US$ 2,800 millones, estimado para entrar en operación en 2022) y Michiquillay (US$ 2,500 millones, para iniciar operaciones en 2025). Construcción de una nueva fundición con capacidad para procesar un millón de toneladas métricas de concentrado de cobre al año, además de una nueva refinería. Estas estarían ubicadas en Ilo y representan una inversión de US$ 1,300 millones. Que consideramos generará un alto desarrollo para el Perú” [6]. Los millones invertidos y la influencia política de la empresa y los gremios empresariales constituye un cuasi chantaje económico que en términos diplomáticos se llama lobby.

La razón de dinero y la presión empresarial (y la falta de memoria de Estado dado toda la violencia generada en el Valle y poniéndose por delante lo procedimental sobre los derechos y la decisión popular) ha tenido “éxito” dado que el gobierno ha dado la licencia de construcción a la empresa, y sobre el que Southern se ha comprometido a “no iniciar la construcción del proyecto sin antes generar, en coordinación con el Ejecutivo, espacios de dialogo en los que se absuelvan las inquietudes y se den las garantías que la población necesita, a fin de lograr un contexto social más favorable” [7]. Si bien Southern se ha librado del efecto financiero mayor que hubiera implicado la no licencia de construcción no se ha librado del conflicto del cual nuevamente estará envuelto y envolverá al Valle de Tambo y al país dado que la legitimidad y la aceptación inventada por Southern no se sostendrá ni será posible alcanzar, aun con la ayuda del Estado que está anunciando una mesa de dialogo, dado la violencia generada en los conflictos anteriores y la violencia generada que está presente en la memoria de la población del Valle, y que abre, más allá de lo se inventan la empresa y el Estado sobre la posibilidad de crear un clima para la inversión pos aprobación de la licencia, un escenario de intensificación del conflicto, la polarización, movilización y la violencia.

3. ESTADO EMPRESARIAL: CRECER EN BASE A LA VIOLENCIA Y LA IMPOSICIÓN
Los conflictos del 2011 y 2015 trajo como consecuencia 8 ciudadanos fallecidos, cientos de heridos, cientos de denunciados y decenas de procesados. Violencia y denuncias generada por los aparatos de represión y legales del Estado, que además hasta ahora no ha sancionado a los responsables de las afectaciones a los derechos y la vida de los ciudadanos y ciudadanas del Valle. Por lo que dar la licencia de construcción por parte del gobierno y el Estado empresarial olvidando olímpicamente la violencia generada muestra a un Estado con un rostro claramente autoritario, inclinado evidentemente al lado de clase empresarial, decidiendo en base a una legitimidad inventada, carente de memoria colectiva, y de pobreza de entendimiento de las realidades diferenciadas del Perú dado que siguen insistiendo en que la oposición al proyecto por la población del Valle de Tambo está relacionado a la falta de comprensión de los beneficios y socialización del proyecto.

Lo cierto es que la decisión del gobierno ha abierto un campo de tensión y de conflicto poco dimensionado por los funcionarios del Estado que han actuado bajo presión de la clase empresarial que vuelve a enfrentarnos como país a un conflicto en medio del cual se realizan llamados al dialogo y al mismo tiempo se moviliza más de 600 policías (por ahora). Así, si el Estado efectivamente quiere garantizar el estado de derecho que suele apelar para garantizar los intereses de la empresa minera tendría que cancelar el proyecto Tía María, y solo así garantizaría el derecho de los ciudadanos y ciudadanas del Valle de Tambo que quieren vivir de la agricultura y en paz.

9 de julio de 2019

______________________________[1] El 28 de setiembre del 2009, en el marco de la lucha social de la población del Valle de Tambo, se realizó una consulta donde una de las preguntas fue: ¿Está usted de acuerdo con la actividad minera que quiere realizar el proyecto minero Tía María y otros proyectos mineros? Los resultados mostraban el claro consenso en la población a favor de los intereses del sector agrario y en contra de los intereses mineros. Así, en el distrito de Cocachacra 139 votaron a favor y 2916 por el no; en el distrito de Punta de Bombóm a favor 71 y 1883 en contra; en Deán Valdivia a favor 52 y en contra 2211 en contra. En: Valle de Tambo-Islay: Trritorio, agua y derechos locales en riesgo con la minería a tajo abierto. Red Muqui. Lima, 2011, pp. 100-101.
[2] Lo que los ojos no ven. Capital minero, hegemonía, represión estatal y movimiento social en el Valle de Tambo de marzo a mayo del 2015: el caso del conflicto Tía María en la región Arequipa. Lima. 2017. Arteidea.
[3] LA REPUBLICA. La Mayoría de arequipeños no quiere Tía maría. 28 de junio de 2019. Consulta: 9 de junio de 2019 <https://larepublica.pe/politica/
2019/06/28/la-mayoria-de-
arequipenos-no-quiere-tia-maria/
>
[4] GESTIÓN. Confiep: “Pedimos al presidente dos señales: que salga Tía María y que se extienda el régimen agrario”. 1 de julio de 2019. Consulta: 9 de julio de 2019 <https://gestion.pe/economia/confiep
-pedimos-presidente-dos-senales-
salga-tia-maria-extienda-regimen-
agrario-271825
>
[5] Southern Peru Cooper Corporation Sucursal del Perú. Estados Financieros. Años terminados el 31 de diciembre de 2015 y 2014. Consulta: 9 de junio de 2019 <https://www.bvl.com.pe/jsp/
ShowEEFF_new.jsp?Ano=2015&Trimestre
=A&Rpj=B20027&RazoSoci=SOUTHERN%
20PERU%20COPPER%20CORPORATION&
TipoEEFF=I&Tipo1=A&Tipo2=I&Dsc_
Correlativo=0000&Secuencia=1
>
[6] GESTIÓN. Southern: Tía María viabilizará proyectos de inversión por US$ 8,000 millones. 6 de junio de 2019. Consulta: 9 de julio de 2019 <https://gestion.pe/economia/southern
-tia-maria-viabilizara-proyectos-inversion
-us-8-000-millones-nndc-269430
>
[7] SOUTHERN COPPER. Comunicado: Southern Cooper Recibe autorización de construcción de Tía María. 9 de julio de 2019.