22 de marzo de 2019

 

El conflicto socioambiental en las Bambas
como estrategia de reterritorialización

 

 

  Elqui Cruz Ayala
   

 

 
 

En los últimos meses del 2018 y los presentes del 2019, se viene generando nuevamente protestas por la explotación del proyecto minero Las Bambas, sin embargo pese a ser de gran interés para la sociedad peruana por los grandes volúmenes de ingresos económicos para el país, estas noticias de protesta se están minimizando y lejos de enfocar soluciones en concreto se busca continuar con un estado de emergencia , modalidad puesta de moda últimamente por la inacción del estado para afrontar problemas de fondo del país. Ante esto nos preguntamos ¿Qué es lo que ha ocurrido a nivel territorial para llegar a procesos de conflictividad redistributiva[1]?.

El ámbito territorial del proyecto minero Las Bambas esta superpuesto a un territorio pre existente, al cual en el gobierno del ex­ presidente Fujimori se le proyectó un proceso de desterritorialización, este proceso necesitaba de una unidad administrativa desde donde se proyectaría la innovación territorial basada en la explotación minera; para ello se creó el distrito de Challhuahucho[2], modificando el entorno físico de las Bambas para preparar los medios que darían soporte a las actividades de explotación, negociación y conflictividad territorial. Con ello se rompieron los lazos culturales que sostenían una sociedad que se basaba en un modelo estrictamente comunal.

La adecuación del territorio para la explotación minera generó desigualdades muy marcadas en los habitantes, pasando de tener ingresos por jornales a ser asalariados mineros. Este proceso lejos de constituirse como un horizonte de progreso fue pensado en generar dependencia económica, ya que la especulación de la tierra para dotar de servicios a la minería fue creando conflictos en los habitantes locales y en los migrantes que movilizaron capital para ofrecer servicios.

Sin embargo es necesario mencionar que éste proceso de desterritorialización, como se insinuaba anteriormente no es solamente responsabilidad de una empresa como Las Bambas, ésta además obedece a las apuestas gubernamentales de buscar un desarrollo mediante normas, planes y leyes, que no terminan por encontrar el engranaje de integración en términos de desarrollo colectivo, sin dependencias económicas instauradas para la subsistencia de una actividad económica como la minería.

Revisar el proceso nos lleva a la siguiente pregunta ¿Es posible volver a instaurar las dinámicas pre existentes al momento de intervención minera en Las Bambas?. Definitivamente no es posible, ya que un territorio desterritorializado ha sido desvinculado de sus elementos de enlace que mantenían una dinámica que se basaba en la administración de un territorio comunal. Por otro lado si es posible reterritorializarlo, ya que encontramos en él actores y agentes de la sociedad civil empoderados en la actual problemática y un territorio que convive con nuevas dinámicas que se basan en un nuevo modelo económico, que interactúa entre la explotación minera, nuevas formas de producir el campo, e innovaciones culturales cómo síntoma de un nuevo territorio.

Una de las tareas es motivar al Estado por medio de políticas públicas que orienten una reterritorialización mediante las organizaciones sociales y sociedad civil, para proponer restricciones a la expansión de los proyectos mineros, ya que las expansiones generan especulación de la tierra y producen mecanismos de negociación para inducir a la corrupción en todo nivel, con el propósito de continuar con la conflictividad como elemento dinamizador de la dependencia hacia las actividades extractivas como la instaurada en Las Bambas.

Hoy en día, el proceso acelerado de urbanización en Las bambas, constituye una oportunidad para generar los instrumentos correctivos que reorienten la ocupación del suelo, las innovaciones económicas y las actividades extractivas en Las Bambas.

Referencias:
Eduardo Gudynas. 2014. Conflictos y Extractivismos.
Deleuze, G y Guattari, F. 2004. Mil mesetas capitalismo y esquizofrenia.
M. E. Pérez Martinez.2018. De la desterritorialización a la reterritorialización en el acceso, uso y regulación de recursos socio - ambientales.

_______________________________

[1] Conflictos socio ambientales.
[2] El distrito de Challhuahuacho se crea en el año 1994, con el decreto 26391.

 
     

 

 

Revista Ojo Zurdo