Nota del Comité Editorial

 

 

     
   

 

 
 

En relación a la carta publicada ayer por Katherine Sarmiento en su Facebook personal y dirigida al director de la revista Ojo Zurdo, el Comité Editorial comparte lo siguiente:

1) Expresamos disculpas por la forma en que Katherine Sarmiento es presentada en el Diálogo Zurdo, algo que efectivamente debió ser consultado con anterioridad. Hay una errata que será corregida en todos los números disponibles destacando las características y filiaciones que ella plantea. No obstante, deseamos expresar que mencionar su edad no equivale a un énfasis sobre la misma, ya que no hay momento alguno durante el Dialogo donde se retome el dato en mención, siendo circunstancial al hecho que en dicho debate es la única participante que pudiera representar las ideas de los militantes más jóvenes. La alusión a la juventud no expresa ningún ánimo de condescendencia, sino más bien la esperanza en un recambio generacional necesario en la izquierda peruana.

2) Como la sección Diálogo Zurdo indica, y así fue transmitido a Katherine Sarmiento, el énfasis de la conversación era la caracterización y análisis crítico de los proyectos de la derecha en el Perú. De ahí que ante la limitación del espacio se optó por mantener en todos los participantes sólo aquellas intervenciones que permitían un diálogo fluido alrededor del tema en cuestión.

3) Pedimos disculpas por el error al confundir la autoría de las ideas al final del párrafo. Los lectores habituados a esta u otras publicaciones, sin importar la orientación política, sabrán que son altamente posible los errores de edición. Ojo zurdo publicará en la web el Diálogo Zurdo completo para resarcir los malestares manifestados.

Los editores, deben asumir con responsabilidad los errores de sus tareas por lo que haremos todos los esfuerzos por rectificar y/o corregir lo necesario. Ojo Zurdo es una revista que se reconoce parte de un proyecto socialista y feminista, por lo tanto, como ya lo hacemos, continuaremos esforzándonos por promover y publicar las voces de las mujeres, indispensables y necesarias para construir un Perú nuevo en un mundo nuevo.

Comité Editorial Revista Ojo Zurdo
Lima, 16 de marzo 2019

***

Respuesta de nuestro Director

Las revistas existen para sus lectores y fundamentalmente gracias a sus colaboradores. Y claro que responden al esfuerzo de sus editores, quienes con toda responsabilidad deben asumir los errores de sus tareas, cuando ocurren.

En Ojo Zurdo N° 7, el párrafo final del “Diálogo Zurdo”, dedicado a discutir sobre la derecha en Perú, fue atribuido a otro participante y no a Katherine Sarmiento, colaboradora que, además, es socióloga y no economista como se le coloca. Con toda razón, nuestra colaboradora Katherine Sarmiento ha circulado por redes su malestar. Por ello le pedimos disculpas, y estamos corrigiendo de inmediato el error, incluyendo su referencia como socióloga y militante del Movimiento Socialista Emancipación. Así aparecerá en la revista publicada en PDF en nuestro sitio web. Entretanto, en la edición en papel estamos incluyendo la correspondiente fe de erratas.  Además, hemos visto por conveniente, tal como ya lo teníamos pensado, publicar en web el íntegro de cada “Diálogo Zurdo”, pues la edición en la revista impresa siempre exige una tarea de edición necesaria que recorta la riqueza y amplitud de dichos diálogos.

La urgencia editorial de acelerar la salida de la revista a fin de tenerla para el Encuentro de Huachipa hizo que, en medio de la recarga de labores colectivas, se filtren esos errores, que no corregimos a tiempo con la propia mirada de nuestra colaboradora, tal como debíamos hacerlo. Respecto al malestar mencionado, cabe señalar asimismo que la referencia como “joven y activista” (siendo más bien militante), no responde a ningún ánimo de condescendencia, por demás inaceptable en el campo de la izquierda. Era más bien expresión de nuestra esperanza en un recambio generacional urgente, necesario en las filas de la izquierda peruana.

No dejaremos allí la cosa. Más bien de los errores cabe sacar lecciones para seguir creciendo. Como toda publicación alternativa y autogestionaria, Ojo Zurdo logró salir a la palestra con todo el ímpetu necesario, pero que a veces no calza con la situación de precariedad y modestia que rodea el esfuerzo de sacar a luz una revista alternativa en el Perú de hoy. Una revista que busca tender puentes entre la acción política, el debate académico y la creación cultural. Donde sus miembros ponen mucho esfuerzo y nadie gana nada material. Pero eso no justifica que los ratones editoriales se infiltren en una labor que debe seguir siendo cuidadosa y escrupulosa con sus lectores y colaboradores. Hacia eso seguiremos avanzando, recogiendo los aportes de cada número sacado a la luz con mucho sacrificio e ilusión, y recogiendo también las enseñanzas de los errores, inevitables en toda labor editorial pero que nunca son justificables.

Gracias a Katherine Sarmiento y a nuestros lectores y colaboradores.

Ramón Pajuelo
Director de Ojo Zurdo
Lima, 16 de marzo de 2017

***

Carta de Katherine Sarmiento

Lima, 15 de marzo, 2019
Ramón Pajuelo Teves,
Director
Revista Ojo Zurdo

Estimado Sr. Director,

Reciba mi cordial saludo. El motivo de la presente carta es hacerle llegar mi malestar respecto a la publicación del número 7 de la Revista Ojo Zurdo. Específicamente a la sección “Diálogo Zurdo: La Derecha en el Perú y sus alcances”, que publica la transcripción de una discusión colectiva, de la cual participé en calidad de invitada, junto a Pedro Francke y Alberto Adrianzén.

En primer lugar, se me ha presentado de forma imprecisa y condescendiente. En el encabezado, se me describe como “economista y joven activista”. Lo primero constituye un error, pues soy, de profesión, socióloga, no economista. Lo segundo es inexacto. Por un lado, la categoría de “activista” ni es una condición formal, ni es una que yo utilice para autodefinirme. Formalmente, soy militante del movimiento socialista Emancipación, organización política de izquierda, donde actualmente me desempeño como Coordinadora General. Habría preferido que se me presente simplemente como “militante de izquierda”, que es lo que efectivamente soy. Por otro lado, no veo razón alguna para enfatizar en mi edad, como característica relevante que requiera ser destacada. Lo que cuenta en un diálogo es el contenido de las posiciones, no las características personales de quienes las enuncian.

En segundo lugar, me extraña el recorte de algunos fragmentos de mis intervenciones. Entiendo que por las limitaciones propias del proceso de edición, se haya tenido que sintetizar las intervenciones de los participantes. Sin embargo, me preocupa que las omisiones hayan sido sobre todo en aquellas partes donde destaco aspectos que nuestra izquierda actual no está considerando dentro de su actuar político y que debiera considerar si realmente estamos hablando de una izquierda comprometida con la transformación del país. No dudo que habrá espacios más propicios para discutir tales aspectos, pero entiendo que si el diálogo se estaba realizando entre tres militantes de izquierda en un espacio promovido por una revista abiertamente socialista como Ojo Zurdo, la discusión sobre derechas nos tiene necesariamente que llevar a la reflexión sobre nuestra izquierda. Recortar justo aquellas partes no me parece lo más saludable para la discusión.

En tercer lugar, una de mis intervenciones ha sido adjudicada a otro de los invitados. La última intervención de la discusión inicia “Yo tengo una visión…” y ha sido adjudicada a Alberto Adrianzén. Sin embargo, tal intervención me corresponde íntegramente. Asumo que se trata de un error en la edición, pero creo que es obvia la gravedad del hecho de que se adjudiquen mis palabras e ideas a otra persona.

Para evitar estos inconvenientes, habría agradecido que se me comparta la última versión del texto, previa a la impresión de la revista, a fin de elevar las alertas necesarias a tiempo. Múltiples publicaciones impresas cuentan con este tipo de procedimientos. Desconozco si el hecho de que no se me haya compartido la versión pre-impresión responde a una falta de protocolos al respecto, a un error en el mismo o a que simplemente no se consideró necesario hacerlo conmigo.

Las mujeres que hacemos política estamos muy familiarizadas con el trato condescendiente, las interrupciones, la subvaloración de nuestras opiniones e incluso la adjudicación de nuestras ideas a hombres. Eso no significa que lo vayamos a normalizar ni tolerar.

Entiendo que no ha habido mala fe por parte de Ojo Zurdo. Por tal razón, a través de esta carta, solicito la rectificación pública de los errores, a través del protocolo que tenga la Revista frente a este tipo de situaciones, y la publicación de esta carta en el próximo número.

Sin otro particular,

Katherine Sarmiento Viena 
DNI 48318917
Coordinadora General - Movimiento Socialista Emancipación


***

FE DE ERRATAS

En el “Diálogo Zurdo” de Ojo Zurdo N° 7, página 38, por error editorial y de información, se consignó con otro nombre un párrafo de opinión de nuestra colaboradora Katherine Sarmiento, quien es socióloga y militante del Movimiento Socialista Emancipación.

Comité Editorial de Ojo Zurdo (Lima, 16/03/2019)

"Katherine Sarmiento: Yo tengo una visión un poco más pesimista, insisto en este vínculo del gran empresariado con la política y como condicionan el escenario. Venimos de un proceso de desaceleración económica, entonces las medidas que se han ido tomando en los últimos años han sido orientadas justamente a que el gran empresario logre mantener su parte de la torta. La actual política de la promoción de la competitividad va en esa línea, sacar más excedente aplicando una serie de medidas en el mercado laboral. Si ponemos eso en consideración, uno diría que tomando los recursos que tiene, esta clase dominante podría poner una agenda y ciertas políticas sobre la marcha ¿Por qué no lo hace? Lo está haciendo en parte, pero tiene un obstáculo y es la total fragilidad institucional del Estado, por eso se demora en implementar estas agendas. Creo que justamente este interés por mantener la parte de la torta, del excedente que mantienen, va a llevarlos a ejercer más presión para aplicar estas reformas, y eso en un escenario como el actual, de élites que no saben manejar la situación social, podría suponer mayor nivel de represión al movimiento social y conflictividad. Ese no saber manejar la situación podría dar algún tipo de opción a salidas más radicales. En medio de la oleada de derechas a nivel de región, en Perú se pueden generar condiciones para que aparezca un populismo más radical, puede ser de derecha como también de izquierda. No digo que tenga éxito, pero al 2021 puede aparecer. Creo que eso podría dar condiciones a alguien muy similar a Bolsonaro, de derecha conservadora, que aproveche este clima de tensión y conflictividad para poder solventarse.

Ojo Zurdo: Muchas gracias por ayudarnos a abrir el escenario y empezar a pensar en los retos que nos plantean las nuevas derechas."

 
     

 

 

Revista Ojo Zurdo